LA CRISIS ECONÓMICA DE LATINOAMÉRICA, BAJO LA PERSPECTIVA DEL BANCO MUNDIAL.

El banco espera que para julio de este año haya destinado 10.000 millones de dólares para diferentes programas de ayuda en más de 24 países de la región incluyendo el Caribe.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, ha dicho que para que puedan gastar los países de esta región, las economías de América Latina han tenido el apoyo a poblaciones más vulnerables, otorgando que su comercio internacional fuerte tiene posibilidad de reestructurar la deuda gubernamental con inversores privados

El organismo estima unos 100 millones de personas en el mundo, aumenten la pobreza por el impacto económico de la pandemia especialmente, y evidente en América Latina. El banco espera que para julio de este año haya destinado 10.000 millones de dólares para diferentes programas de ayuda en más de 24 países de la región incluyendo el Caribe.

A partir del inicio de la crisis y el entorno de la inversión financiera a nivel mundial, países latinoamericanos han tenido que recurrir a la deuda para poder solventar el gasto en programas sociales y el estímulo económico. Con esta deuda se está convirtiendo en algo muy importante y el Banco Mundial espera que, por lo menos, los países más pobres puedan ver sus deudas canceladas o reestructuradas mientras se pone en marcha la recuperación de las crisis que han y siguen estando.

El presidente del Banco Mundial ha trabajado para poder evitar una situación en la que la deuda simplemente se refinancia a una tasa de interés alta y luego continúa creciendo en el futuro. Esto requiere que los acreedores bilaterales y los acreedores del sector privado, trabajen juntos para encontrar tasas de interés más bajas para las diversas deudas que gravan a la región.

Siendo que, en los últimos años, los gobiernos han buscado fondos e inversores en los mercados financieros internacionales, y no sólo con organizaciones multilaterales con la dificultad de reestructurar las reglas actuales, ya que reglas están desequilibradas, de manera que tienden a favorecer a los acreedores frente a los deudores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *