UNA NUEVA FORMA DE EMPRENDER.

“Es la diferencia entre estar ocupado y ser productivo.”

Se trata de un estilo de emprendurismo que gana adeptos en todo el mundo. Su motivación principal es poder hacer negocios sin sacrificar tiempo, libertad ni estilo de vida soñado. Suena un poco utópico, pero todo se acomoda cuando se entiende que no tienen grandes pretensiones económicas; con poder ganar dinero para vivir como quieren, se sienten realizados.

Por ese motivo sus negocios no buscan escalar y generar estructuras rígidas, como pueden ser las oficinas y los empleados en relación de dependencia. Suelen ser emprendimientos unipersonales y por lo general, digitales; esto les permite trabajar en forma remota, desde cualquier lugar del mundo, sin límites ni ataduras.

Los amantes del lifestyle suelen seguir a Timothy Ferriss, autor de The 4-Hour Workweek (la semana laboral de 4 horas). Uno de los conceptos pilares de su obra es la diferencia entre estar ocupado y ser productivo. Y para explicarla se sustenta en dos teorías claves:

Ley de Pareto: el 80% de los resultados provienen del 20% de los recursos invertidos.

Aplicado al trabajo quiere decir que en una jornada laboral es posible que durante el 20% del tiempo hagamos el 80% del trabajo productivo. Entonces el autor nos invita a reflexionar: ¿Qué ocurriría en nuestras vidas si liberamos el 80% de ese tiempo improductivo? La misma ley se aplica a los clientes.

Según el autor, de los 120 clientes que tenía, el 5% de ellos le proporcionaba el 95% de sus ingresos. ¿Entonces? Desatendió a 115 clientes y se enfocó en los que le permitían ganar dinero, reduciendo más de 20 veces el tiempo que le dedicaba a la atención a costa de una merma insignificante de rentabilidad.

Ley de Parkinson: el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine.

Lo que explica esta ley es que tener un plazo breve y acotado para hacer una tarea nos obliga a enfocar y concentrarnos en lo importante. En cambio, cuando los plazos son largos las personas tienden a demorar la finalización de la tarea hasta el momento en que el tiempo está por vencer. Por lo tanto, los tiempos acotados nos hacen más productivos. Una misma tarea realizada en 4 horas será mejor que la misma tarea en 8 horas.

La combinación de la Ley de Pareto y la Ley de Parkinson arroja el siguiente saldo: trabajarás de un modo más productivo en menos horas. De esta manera, el trabajo demandará menos recursos y tendrás más tiempo para dedicarte a otras actividades que tengan que ver con tu estilo de vida. Por eso es que los seguidores de lifestyle business siguen a rajatabla los consejos de Ferriss. Y a ti, ¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *