BANCO MUNDIAL SUBE A 5% EL PRONÓSTICO DE CRECIMIENTO ECONÓMICO DE MÉXICO EN 2021

El pronóstico del BM se alinea al de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE)

Conforme mejoró las expectativas del crecimiento mundial, el Banco Mundial también aumentó su pronóstico de crecimiento para el PIB de México a 5 por ciento en 2021, 1.3 puntos porcentuales arriba de lo previsto en enero, principalmente apoyado en la recuperación de Estados Unidos.

“Se prevé que la economía de México se expandirá un 5 por ciento en 2021, ya que se espera que la industria manufacturera y el sector de los servicios se beneficien con un aumento en la demanda de exportaciones vinculadas con el fuerte crecimiento de Estados Unidos que recibe cuatro quintos de las exportaciones de México”, señala en el informe Perspectivas Económicas Mundiales de junio de 2021.

Después del efecto positivo colateral que tendrá la economía mexicana en el presente año por la demanda procedente de su socio comercial, Estados Unidos, las perspectivas hacia el 2022 y 2023 son menos optimistas, el Banco Mundial anticipa menor ritmo de crecimiento con tasas de 3 y 2 por ciento, respectivamente.

“Se prevé que el crecimiento se suavice a 3 por ciento en 2022 como el impulso fiscal en el Estados Unidos se desvanece, pero la demanda interna será apoyada por la creciente cobertura en la vacunación COVID-19”, reconoce el organismo.

La economía global crecerá 5.6 por ciento en 2021, el ritmo posterior a una recesión más acelerado en 80 años estima el Banco Mundial, al elevar su pronóstico desde el 4.1 por ciento previsto en enero y hacia el 2021 lo ajustó al alza en 0.5 puntos porcentuales a 4.3 por ciento.

“La reactivación mundial es firme, aunque desigual, dado que muchos de los países en desarrollo luchan contra los efectos perdurables de la pandemia”, señala en su informe Perspectivas económicas mundiales de junio de 2021.

Tras la caída del PIB mundial en 2020 en 3.5 por ciento, la recuperación de las principales economías permitirá un repunte de 5.6 por ciento este año. No obstante, en el siguiente par de años ese ritmo de crecimiento será menos acelerado, de 4.3 por ciento en 2022 y 3.1 por ciento en 2023.

Para 2022 las pérdidas de ingresos per cápita no se habrán revertido para aproximadamente dos tercios de los mercados emergentes y economías en desarrollo. Entre las economías de ingreso bajo, en donde la vacunación por el COVID-19 se ha retrasado, los efectos de la pandemia han anulado los logros obtenidos en materia de reducción de la pobreza y han agravado la inseguridad y otros problemas.

Los artículos y columnas publicadas, son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de DOMINIO POLÍTICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *