La llegada del huracán “Grace” a México

Grace tocó tierra en México dos veces, como nombre del huracán de categoría 1 llegado a México que tocó tierra en Quintana Roo, generando diversas afectaciones en el territorio nacional, acompañado de fuertes vientos y precipitaciones con sólo daños materiales como locales, negocios y familias que se vieron altamente afectadas.

Las autoridades desalojaron a un estimado de 337 turistas y pobladores en la entidad, este fenómeno natural ya había tocado tierra una vez en México atravesando la península de Yucatán con vientos sostenidos de 130 km/h antes de debilitarse a tormenta tropical, posteriormente hace su ruta.

Los estados de Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, el norte de Querétaro y el este de San Luis Potosí esperaban importantes inundaciones repentinas y urbanas, así como desprendimientos de tierra con referencia a lo ya antes estudiado por el meteorólogo de la CNN Robert Shackelford. Con base en datos de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef, alrededor de 1,2 millones de personas, incluidos 540.000 niños, se vieron afectadas por el terremoto.

Mediante el uso de las en redes sociales fue como cientos de usuarios compartieron videos sobre los primeros momentos del fenómeno meteorológico en el país, así como también el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín mediante su página de Facebook “Tenemos bandas nubosas y vientos fuertes. El total de personas evacuadas llegó a 337 principalmente en la zona de Felipe Carrillo Puerto y Tulum, sin pérdidas humanas que lamentar”.

Miles de trabajadores del servicio de emergencia de protección civil, de las Fuerzas Armadas y de la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) están desplegados para hacer frente a causalidades como cortes de luz y emergencias entre la población.

A consecuencia de esto, este gran desastre natural dejó a Quintana Roo, sin luz a unos 84.000 usuarios en Cancún y 65.000 en Playa del Carmen, Cozumel, Puerto Aventura y Tulum.  En total, el huracán ha provocado cortes de energía que han afectado a casi 700.000 personas en todo el país, aunque no ha generado víctimas mortales, según las autoridades gubernamentales.

A lo que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo en su mañanera, fue: “Decirle a la gente, a los que nos están escuchando en Gutiérrez Zamora y Nautla, que se va a atender a todos. No es conveniente que tomen la carretera. Que no se dejen manipular porque en estos tiempos hay mucho vividor, que es común que hubiera aprovechados, corruptos que se quedaban con las cosas, no se entregaban. ¡Ahora no es así! Dejando en claro la atención y ayuda que se les brindará a los afectados como respuesta a su nuevo gobierno, de igual manera solicitó el no bloquear carreteras, por los efectos que esas acciones propician, porque todas las demandas serían atendidas, dejando en claro que no habría límite al auxilio de los afectados haciendo principal énfasis en afrontar este tipo de desastres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *