“Es nuestro deber advertir de los peligros a la vida institucional del país, pero más a los principios constitucionales establecidos” : Diputado Javier Casique

El proceso para desaforar al ciudadano Uriel Carmona Gándara con el fiscal general del Estado de Morelos sea convertido en una serie de atropellos a la ley general de un entorno de inestabilidad jurídica y falta de certeza a los poderes de La Unión lo digo con claridad no se defiende a ninguna persona se está a favor del debido proceso que debe imperar en todo momento y en toda circunstancia. Es nuestro deber advertir de los peligros a la vida institucional del país pero más a los principios constitucionales establecidos

Javier Casique Tribuna

Congreso

En su intervención en Tribuna del Congreso de la Unión el Diputado Federal Javier Casique Zarate dijo: “La intención de desaforar a Uriel Carmona quebranta la resolución de la jueza Erika Torres del Cuarto distrito en el Estado de Morelos donde argumenta que esta cámara no podrá emitir ninguna resolución respecto a la declaratoria de procedencia NO PODRA es decir que en tanto el juzgado competente de Morelos no resuelva lo contrario esta soberanía no tiene facultad para intervenir en el proceso, de hacerlo estaremos generando un problema que deberá ser resuelto por el máximo tribunal del Poder Judicial, ya que quebrantaríamos un amparo en la materia, cometeríamos un delito establecido en la fracción tercera del artículo 262 de la ley de amparo y no está por demás recordar que vulnerar un amparo puede conducir directamente a un proceso de desafuero, proceder de esa manera significaría una crisis para el orden de los poderes.”

“El proceso para desaforar al ciudadano Uriel Carmona Gándara con el fiscal general del Estado de Morelos sea convertido en una serie de atropellos a la ley general de un entorno de inestabilidad jurídica y falta de certeza a los poderes de La Unión lo digo con claridad no se defiende a ninguna persona se está a favor del debido proceso que debe imperar en todo momento y en toda circunstancia. Es nuestro deber advertir de los peligros a la vida institucional del país pero más a los principios constitucionales establecidos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *