Anulamiento de elección por violencia política de género

En un fallo histórico, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación comprobó violencia política contra la candidata indígena Ruperta Nicolás Hilario en Iliatenco, Guerrero; anulando por primera vez en la historia una elección por violencia política de género, afectando el proceso electoral.

El proyecto fue aprobado por mayoría de seis votos. El magistrado José Luis Vargas fue el único que votó en contra al considerar que el caso se limitaba a “vandalismo”.

La magistrada Mónica Soto explicó que la controversia surgió de la pinta de bardas y espectaculares en donde se escribieron frases ofensivas, denigrantes y brutales; tales como “Las mujeres no saben gobernar”, “Ninguna mujer al poder” y “Las viejas no sirven para gobierno” en contra de la candidata y las mujeres de manera general menospreciando su capacidad para gobernar por el solo hecho de ser mujeres. Fueron cerca de 14 bardas pintadas cercanas a las casillas con las que pudieron influir en el electorado.

La magistrada Mónica Soto refirió que la anulación de esta elección sentará un precedente para no permitir la violencia política hacia las mujeres por cualquier condición.

Además, solicitaron a la Fiscalía General del Estado de Guerrero que emita una orden de protección para Nicolás Hilario, quien durante su periodo como presidenta municipal, 2018-2021, así como en el proceso electoral reciente, denunció violencia en su contra.

Por lo que se invalidó la renovación de la presidencia municipal de Iliatenco en Guerrero, en donde se comprobó la existencia de violencia política en razón de género en contra de Ruperta Nicolás Hilario, candidata de Movimiento Ciudadano por su calidad de mujer.

A consecuencia de esto, la magistrada Mónica Soto refirió que la anulación de esta elección sentará un precedente para no permitir la violencia política hacia las mujeres por cualquier condición, señalando que en los casos de Violencia Política en Razón de Género, la valoración de las pruebas no puede ser rígida sino flexible. “Si bien no hay manera de probar quién fue, no se pueden quedar estos hechos en impunidad. Los hechos son determinantes para el resultado de la elección”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *