En días pasados tuve un encuentro con un funcionario del INE. Me comentó que ya fue llamado para hacer los trabajos necesarios para la revocación, a lo que a mi parecer dio pie a un torbellino de dudas y cuestionamientos.

​El INE dice que es el instrumento de participación solicitado por la ciudadanía. Para determinar la conclusión anticipada en el desempeño de la persona titular de la Presidencia de la República, a partir de la pérdida de la confianza.

​El INE llevará a cabo la promoción del voto. Garantizando la observancia de los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad, objetividad, paridad y perspectiva de género. Esto promete hacer durante la consulta en la revocación. Cosas de las que se ha encargado siempre como institución a pesar de los detalles oscuros que se han dado a través de los años en nuestro país.

​Para poder hacer efectiva la revocación de mandato es necesario tener el 3% de los ciudadanos inscritos en el litado Nominal, un número ciertamente pequeño para el Presidente de la Republica más votado en la historia de México. El porcentaje antes mencionado debe corresponder de al menos 17 entidades, trabajo que no debe de costar a los operadores políticos y a los 17 gobernadores que responden a la llamada 4T(la gobernadora de Baja California, Mariana del Pilar Ávila; el gobernador de Baja California Sur, Víctor Castro; la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón; la de Colima, Indira Vizcaíno; la de Guerrero, Evelyn Salgado; el de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla; el de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; el de Nayarit, Miguel Ángel Navarro; el de Puebla, Miguel Barbosa; el de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo; el de Sinaloa, Rubén Rocha; el de Sonora, Alfonso Durazo; el de Tabasco, Carlos Manuel Merino; la de Tlaxcala, Lorena Cuéllar,, el de Veracruz, Cuitláhuac García; el de Zacatecas, David Monreal y la mandataria de CDMX, Claudia Sheinbaum).

​El proceso de captación fue del 1 de noviembre al 25 de diciembre de 2021, este proceso de captación y verificación de las firmas de apoyo ciudadano fue mediante la App Móvil y del régimen de excepción de los promoventes registrados, todo esto se cumplió a cabalidad según el INE y los seguidores de la 4T.

​El ejercicio será el próximo 10 de abril y sentará un precedente histórico en la historia de nuestro país. Puede ser la línea que marcará una democracia sana y de participación ciudadana sólida, tal como menciona el artículo 39 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos. “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”, habrá que ver la reacción los ciudadanos a la participación política por el futuro de nuestro país.

​Habiendo inconsistencias señaladas por medios de comunicación y por las personas que no convergen con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, se va a llevar a cabo la revocación de mandato que en lo personal espero traiga muchos beneficios a la sociedad mexicana en el futuro, dejando atrás las filias políticas creo que será una buena medida para evaluar a los siguientes gobernantes de nuestro país y que con ello se logre acabar con la corrupción que ha inundado la historia de México.

​La medida ya está hecha y ya es considerada para que se aplique a los mexicanos, solamente habrá que ver el tipo de resultados que arrastre. Resultados positivos o negativos a final de cuentas incentivan a que las personas estén más enteradas de lo que sucede en la vida política de nuestro país.

Saúl Israel Carreto Martínez 

Consultor Político

Twitter: @saulcarreto2.

Facebook: SaulCarreto

Los artículos y columnas publicadas, son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de DOMINIO POLÍTICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *