Megamarcha ¿acarreados o no?

Este domingo la Ciudad de México fue sede de la mega marcha que realizó Andrés Manuel López Obrador con el pretexto de su cuarto informe de gobierno ¿Quién habló del informe?

La realidad es que sabemos todos que la marcha se realizó por la revancha a la marcha que condujo la oposición de Morena que pretende crear una reforma electoral al Instituto Nacional Electoral, que dentro de las propuestas buenas o malas que pueda tener, al final, viola nuestra constitución.

Y bueno, no esperábamos menos de Andrés Manuel, salir de Palacio Nacional en un vehículo Jetta, nada ostentoso, muy parecida escena a cuando tomó protesta como el nuevo presidente de México.

Y si, en las filas de la lambisconería se encontraba Miguel Barbosa, gobernador de Puebla; Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CDMX; Adán Augusto López, secretario de Gobernación; Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, entre otros aspirantes a querer resolver su futuro de manera económica y sobretodo, a estrechar su relación con López Obrador.

“Como hace 30 años licenciado”, fueron las palabras de Barbosa Huerta a López Obrador, contestando éste último “como hace 30 años en la calle Miguel”.

No nos quedó duda, al menos a mi no, que Andrés Manuel merece un reconocimiento cuando de mover masas se trata, efectivamente, la calle es lo suyo. Conoce las dolencias de la gente, sus necesidades, sabe que sí y que no decir a la hora de prometer al perfecto mexicano, ese que no quiere trabajar ni estudiar pero si recibir del gobierno porque es su “obligación” y esos a la hora de votar, tristemente son mayoría.

Y no sé, pero antier se vieron actores políticos pesados, medio pesados y de esos que sólo hacen bulto para que se vean más, pero estoy segura que ni una tercera parte de los asistentes eran los perfectos mexicanos que recibieron su lunch y su billetito para hacer montón.

Al menos en Puebla, los desayunos de la torta y el frutsi tuvieron que ser destinados a otros puntos porque le calcularon mal y nadie los quiso.

En Tabasco se tiene la preliminar de 20 mil acarreados en transporte terrestre y cómo no. El estado natal de los López (Andrés y Augusto), tenía que hacerse notar al grito de “López Obrador para la reelección”.

No, no vi una marcha democrática ni igualitaria, o por qué borrar las frases de las mujeres violentadas conmemorando el Día Naranja, ¿acaso le da vergüenza al señor presidente que en su administración han aumentado las cifras por desapariciones, feminicidios y violencia de género en cualquier variante?

Qué bonito es poner bonita la casa para marchar, pero sería mejor si no se tuviera que limpiar ni borrar nada solo para que en los medios “fifis”, no sea criticado por su pésimo manejo como representante de México.

Los artículos y columnas publicadas, son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de DOMINIO POLÍTICO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *