Cambios políticos

Jaque OPINIÓN

No hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla. Marcelo Ebrard les puso el ejemplo antes de que “la ley” les recordara a las corcholatas lo que se tiene que hacer, les guste o no les guste.

La tarde de este lunes la aún jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que el viernes será su último día al frente de la jefatura y presentará, aunque de manera obligada, su renuncia a su cargo para ser una de las seis aspirantes por Morena que buscarán ser candidato a presidente de México.

Los cambios que se avecinan en materia política no son exclusivos para unos cuantos, sino también para el secretario de Gobernación, Adán Augusto López y el senador Ricardo Monreal, esto luego del acuerdo que los aspirantes por Morena firmaron el domingo.

Este acuerdo especifica que por sorteo, se elegirá a las cuatro encuestas que realizarán ejercicios espejos, para un total de cinco encuestas, método de selección, nada nuevo y que seguramente estará a favor de quien Andrés Manuel López Obrador diga.

Sin embargo, además de los cuatro personajes ya mencionados por Morena, el Partido Verde y el Partido del Trabajo también podrán proponer un perfil respectivamente y de esta manera y cumpliendo lo que pactaron, los aspirantes podrán realizar sus recorridos por el país a partir del 19 de junio y hasta el 27 de agosto de este año.

El acuerdo también señala que el presidente de la República, titulares de su gabinete legal y ampliado; gobernadores y su gabinete; alcaldes y alcaldesas; coordinadores de las bancadas legislativas federales y estatales; toda persona con cargo de dirigencia nacional o estatal e integrantes de la Comisión de Encuestas tienen prohibido expresar su preferencia y deben permanecer imparciales durante el proceso.

Este último punto, el gobernador de Puebla, Sergio Salomón, lo entendió muy bien pues dijo “vamos a cumplir de acuerdo a como está y es para todos los funcionarios que estamos involucrados”; lo que no sabemos es si el titular de Gobernación del Estado, Julio Huerta, también lo haya entendido, pues anda en modus dirigente de campaña política a favor de Sheinbaum.

Lo más triste de este comienzo, no es que tengan que dejar sus actuales puestos, sino que todo quedará en manos del inquilino de Palacio Nacional, porque no, nosotros como simples mortales no tendremos el gusto de evaluar a través de un debate a las corcholatas, ya que eso, está prohibido en su “truqueado” acuerdo.

Los artículos y columnas publicadas, son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de DOMINIO POLÍTICO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *