SILVIA ILDEFONSO: APORTANDO A LA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA EN PUEBLA

ENTREVISTA

Silvia es una mujer que siempre busca ayudar a los demás, su mantra de vida es “Todo esto pasará”, pues es algo que le recuerda a sus papás, ya que ellos mismos lo dicen cuando saben que las cosas no van muy bien, pero todo lo que viene conviene. Hay que ver siempre el lado positivo de las cosas. Por ende, considera que dentro de sus convicciones y valores, la integridad, la empatía y la honestidad son valores fundamentales en su día a día, pues el comprender el contexto y las necesidades de las personas es un motivo para luchar y aportar a la causa de una transformación.

SU MOTIVACIÓN: AMOR AL ALTRUISMO

“Desde pequeña veía ciertas acciones de mis papás, donde mi papá asistía a reuniones -cabe destacar que no era político- sin embargo, siempre le gustaba visitar a las comunidades y llevar despensas: regalar cobijas, ropa, etc.; a comunidades aledañas del estado de Veracruz, veía como muchas personas se iban contentas y agradecidas, además de que siempre aprendes y te cuentan las historias de vida de cada persona, entonces eso me llegó a inspirar mucho”, señala.

En 2016 empezó a reunir a jóvenes para hacer la misma labor social, por amor al altruismo, poco a poco comenzaron a darse a conocer en varias comunidades y juntas auxiliares del municipio de Acatzingo. Sin embargo, una vez que ingresó a la universidad empezó a integrarse a más organizaciones juveniles y comenzó a conocer a bastante gente, con las mismas aspiraciones e intenciones, durante ese proceso tomó diplomados, asistió a foros, cursos, conferencias de temas relevantes, entre otras muchas cosas más.

EL EMPODERAMIENTO FEMENINO

“Siento que influye mucho nuestro núcleo familiar, porque pese a que mi familia en su mayoría, son maestros, mi papá en esa área, era jefe de sector”. Ella asistía a reuniones con su padre donde veía muy pocas mujeres, además de que conforme iba creciendo, ese estereotipo que escuchaba se hacía más marcado, que las mujeres tenían que estar en casa, con los hijos y se veía como el sentido de pertenencia, entonces eso la llevó a un cuestionamiento interno. Ella expresa que: “en secundaria, yo fui una persona rebelde, ya que sentía que los roles de género que se hablaban, no coincidían, sin embargo en una experiencia escolar que tuve en mi escuela, hubo elecciones para el líder estudiantil y recuerdo bien que era la única mujer y fue un momento de motivación también a involucrarme más en la toma de decisiones”. Actualmente trabaja para motivar no solo a mujeres, si no a más jóvenes para que se involucren en estos temas, de participación ciudadana. Cabe recalcar que ocasionalmente le han llegado a invitar en ayuntamientos y juntas auxiliares a dar pláticas sobre el empoderamiento femenino, no solo a mujeres, sino a más jóvenes y a personas mayores para que se involucren en estos temas, “considero que el simple hecho de hacer que al menos una persona se deconstruya…

Lee la entrevista completa, en nuestra edición Grandes Líderes Mexicanos: https://acortar.link/o7Cyre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *