Yoselin Paredes tejedora de puentes para hacer llegar más oportunidades

ENTREVISTA

«Lo que más añoro de mi infancia es que realmente nuestros padres nos educaron bajo la herramienta del trabajo en equipo, el tener que sacar a una familia adelante e involucrarnos en las decisiones de las mismas y de sabernos capaces para hacer las cosas.”

Es una mujer apasionada, responsable y que le encanta realizar diversas actividades a la par, cuenta como al igual que cualquier mexicano promedio tuvo que aprender a enfrentar obstáculos desde muy pequeña, no solo ella sino sus hermanas, sus padres tuvieron que hacer esfuerzos triples para poder garantizar una buena educación a ella y sus hermanas, desde sacrificar juegos, fiestas y de más por cada fin de semana trabajar.

Todo es una gestión de cosas

Yoselin relata el gusto que tenía por la filosofía en preparatoria, y que incluso era parte de su plan estudiar, sin embargo, las situaciones la llevaron a estudiar ingeniería en gestión empresarial, no solo por el mérito educativo sino porque ella expresa que: “todo es una gestión de cosas desde el momento en que nos levantamos y tomamos decisiones estamos gestionando nuestra vida y creo que al final eso se ve reflejado en los proyectos que realizado a nivel nacional e internacional” Sin duda seguir apoyando y fomentando a las mujeres es de las cosas que más apasiona a Yoselin cuenta que uno de sus mayores logros es que cada año becan a 20 mujeres para que se vayan a Alemania a estudiar política pública migratoria, y no solo sea para instancias privadas sino también para todas aquellas que en verdad lo necesiten. Esto relámete también es su motivación para cuando las cosas tienen den a ponerse complicadas “hemos sido puente para que más mujeres pueden tener diferentes experiencias en la vida creo que eso me motiva y me ayuda porque ninguna mujer de 28 años Poblana ha hecho lo que nosotros hemos hecho y construido en estos años”.

Como mujer joven que te tomen en cuenta

Como cientos de mujeres empoderadas en México sigue siendo una realidad el poco reconocimiento que se les da Yoselin expresa que su mayor reto ha sido ser reconocida y tomada en cuenta en grandes empresas y en movimientos en los que ha participado, sin embargo, eso no ha logrado detenerla.

Tejer puentes para que la sociedad pueda transitar oportunidades

Su mayor pasión siempre es servir a la sociedad expresa: “nivel mi pasión por gestionar proyectos, el hecho de que yo pueda apoyar con mis recursos con mi privilegio poder tejer puentes para que la sociedad pueda transitar oportunidades y construir las al igual que yo creo que es una de mis principales pasiones en esta vida”.

Aunque no deja de lado su amor por nadar, puesto que es una pasión que la llena y la hace feliz. Siendo tan apasionada por la filosofía cometa que realmente el sentido de la vida no es algo o alguien sino lo que puedes llegar hacer o lo que estás dispuesto a dejar, – soy bien filosófica y no tiene en realidad sentido la vida no tiene un porque, sin embargo, ya estamos aquí y la filosofía que yo pondría es: «si ya estas aquí trata de generar un cambio, de marcar la diferencia, de expresarte, de esforzarte, de organizarte haz algo no solamente para cambiar tu vida y tu zona de confort, pero para un beneficio allá afuera.” Yoselin relata que el evento que más ha tenido influencia en su vida fue estudiar y realizar prácticas en Alemania, el simple hecho de conocer otro país y ser parte del lleno por completo sus expectativas “saberme en otra cultura en otro idioma en otra manera de organizarse de pensar diferente, me dio pauta a explorar más la diversidad en este mundo que nos encontramos, saber que la manera en la que se organiza en mi familia y a través de los viajes culturales y académicos que tenido en Etiopia en Tanzania en la india en Indonesia en Tailandia me han hecho saber qué tan diverso y que las políticas públicas son tan pobres para poder proteger los derechos humanos en diferentes partes del mundo”

Eso la ha llevado a experimentar y reconocer que pese a los errores sigue adelante y seguirá luchando por los derechos humanos tengo la facilidad de pedir disculpas y reconocer mis errores y sobre todo de reparar el daño. Saberme en otra cultura, en otro.”

El consejo que ella deja es: “el gobierno es el que tendría que probar a ir por la dignidad de la vida, pero que si ya estamos aquí como ciudadanos, tenemos la responsabilidad de dignificar nuestras vidas a través del trabajo y eso ara que actuemos”-A mi yo de niña le diría lo orgullosa que estoy de ella, que no dude y siga adelante, que todos los esfuerzos que está haciendo algún día valdrán la pena y será más de lo que alguna vez soñó, y sobre todo que si, no solo conocimos Alemania fuimos uno con ella. Yoselin espera ser recordada como una persona loca que siempre quiso gestar proyectos, que siempre quiso sacar proyectos de la nada con un poco recurso, que es comprometida, congruente, pero que nunca se rindió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *