El compromiso por la profesionalización de la Locución inicia en Tlaxcala

Jaque

Bien y a la Primera

Omar Espinosa

En México, la locución ha sido una parte integral de la radiodifusión, pero su estatus ha disminuido con el tiempo. Es imperativo reconsiderar la importancia de las y los locutores, así como abogar por su inclusión en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

Y esque la profesionalización de la locución, no solo elevará la calidad de la comunicación, sino que también garantizará la preservación de una tradición valiosa en los medios mexicanos.

La locución a menudo ha sido subestimada, relegada a un segundo plano frente a otros aspectos de la producción audiovisual. Sin embargo, la voz no es simplemente un vehículo para las palabras; es un arte que moldea la percepción y transmite emociones.

Profesionalizar la locución es reconocer que detrás de cada expresión vocal, hay un intérprete, un comunicador que tiene el poder de pintar paisajes acústicos que resuenan en la memoria colectiva con el uso de lenguajes sonoros únicos y hasta fugaces, que se pierden de manera casi inmediata, pero que permanecen en la memoria colectiva de las audiencias.

Así se expresó el ideal esbozado, motivado y fundamentado por quien esto escribe, durante la entrega del Premio Nacional de Locución 2023, organizado por la Asociacion Nacional de Locutores de México, donde también se reconoció la decidida y comprometida acción progresista del diputado Juan Manuel Cambrón Soria en el Congreso del Estado de Tlaxcala, quien de forma convencida recogió la propuesta y la transformó en una Iniciativa con Punto de Acuerdo presentada ante el pleno legislativo, para que se reconozca a la Locución como una profesión.

Entre otros puntos de relevancia como la capacitación constante, mejores oportunidades salariales y destacar la valía de las y los profesionales de la voz, la iniciativa legislativa cobra una relevancia tal, que conjunta diversas y complejas estructuras sociales, para consolidar así, un esfuerzo por elevar la calidad del discurso mediático, donde se plantea la idea de que las estaciones de radio y televisión contraten a locutores con formación académica en la materia.

Este compromiso se perfila como un hito significativo en la evolución del paisaje mediático mexicano. Y más allá de una mera cuestión técnica, la profesionalización de la locución se vislumbra como un paso fundamental para garantizar que la riqueza lingüística y cultural del país sea expresada con la maestría que merece.

En esta iniciativa, se reconoce que la locución es un arte que va más allá de hablar frente a un micrófono. Es la capacidad de moldear la percepción, transmitir emociones y contar historias de manera auténtica.

Al priorizar la formación académica en locución, se busca cultivar locutores capaces de tejer narrativas que reflejen la diversidad y complejidad de la identidad nacional y participen en el cambio de nuestra sociedad, pensando en el bien común.

La propuesta, que marca precedente en nuestro país, también responde a la necesidad de fortalecer el respeto por la pluralidad lingüística de diversos grupos étnicos y comunitarios nacionales, donde conviven diversas lenguas e identidades, que requieren contar con locutores formados no solo en español, sino también en otras lenguas indígenas. Este y otros ideales son lo que se plasman en el constructo de convicción profesional, de quien esto le escribe. La iniciativa en ciernes, es un paso hacia una representación más inclusiva y respetuosa de la locución en los medios de comunicación.

Además, la medida se alinea con la búsqueda de la excelencia comunicativa. La locución profesional no es solo una cuestión estilística, sino un elemento clave para destacar en un mundo saturado de información. Al establecer requisitos académicos para los locutores, se fomenta un estándar de calidad que beneficia tanto a los profesionales del medio como a la audiencia.

La locución va más allá de la mera técnica vocal; es el arte de contar historias con la voz como pincel. Además, la profesionalización de la locución abre puertas a nuevas oportunidades laborales y creativas.

Este compromiso no solo recae en el ámbito de la locución, sino que implica una colaboración estrecha entre los poderes del Estado, las instituciones educativas y la industria de medios, tanto análogos, como digitales. Se trata de un esfuerzo conjunto para asegurar que las voces que resuenan en las ondas, pantallas y redes sociales mexicanas estén respaldadas por un conocimiento sólido y un compromiso con la ética comunicativa.

Además, será necesario establecer mecanismos de evaluación y seguimiento para garantizar el cumplimiento de estos nuevos estándares.

Así pues, se inicia un camino de grandes retos, pero que sin duda permitirá que en nuestro país, se revalorice la acción de las y los profesionales de la voz, quienes buscamos intervenir de manera positiva en la transformación de un México que puede y quiere competir en el mundo de las telecomunicaciones y esta iniciativa en Tlaxcala, esta generando ese eco resonante, que promete enriquecer la voz de nuestro país en el concierto global de la comunicación.

Nos escuchamos la próxima, en tanto tenga usted ¡muy buen día!

Facebook: Omar Espinosa Herrera
Instagram: omarespinosalocutor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *